SOBRE MÍ

Guitarra

¡Hola!

Supongo que lo primero habrá de ser agradecer a quien, con un generoso “click”, llama a mi puerta y entrando a la “casa de mis palabras”, se toma unos instantes tratando  de preguntarse quien puedo ser.

Pasa, por favor.

Músico en activo, compositor, en constante “construcción” como afirmo siempre. Sin pretensiones, escribo y me inspiro en lo que vivo…, en mi derredor. Si logro interesarte, tus opiniones y  curiosidades, pueden ayudarme durante el camino de esta aventura.

Tenía que ordenar un poco mis pensamientos y “apalabrados”, colocarlos en la estantería mágica accesible que hiciera posible la visita de amables inquietos. Esta es la razón de este blog.

Como mi pericia en esto (y en casi todo) es escasa, he dispuesto las temáticas de mis “mensajerias” en cuatro “estantes” asequibles, que si bien seguro se solaparan en sus contenidos, me facilitará acertar en la diana de mis deseos con más facilidad o tino.

– “Historias”: No otra cosa que historias con “historia entrelazada”, sin ánimo de erudición alguna, por otra parte imposible, con la sola base de mi mirada personal al contarlas.

– “Música”: Todo a mi alrededor es música. Envuelve mi vida como la amante más fiel que pude gozar. Inesperada, se presenta siempre alertando mis sentidos, envolviendo situaciones y evocaciones que os contaré, contemplativo y envuelto en ella.

– “Relatos”: Pues eso. Un poco mi “cajón de sastre”, donde intentaré fantasear para que haya de todo cuanto se me ocurra, irrelevante o no, pero que pueda despertar interés o sensibilidades.

– “El año de la luna”: Siento pudor al confesarlo. Escribir una novela es una aventura para expedicionarios avezados. Yo no lo soy. Pero mi inquietud me llevó a la tentación de escribirla y la resolví, como no, cayendo en ella.

“El año de la luna”, es un relato romántico, en un contexto  aparente histórico. La vida de un andalusí de Granada, que huido a Ifriqiyah (el actual Túnez) en el siglo XIII, se sumerge en un manantial de sentimientos y vicisitudes en aquella tierra.

Intento iniciarla con sencillos datos históricos obvios, tratando de llevar a su ambiente a los lectores menos especializados, colocarlos en situación y conducirlos hasta el tema central: la vida de Ben Al-Chaís, el hombre que llegó de Al Ándalus.

Os la iré pasando a breves “cachitos”, desde la esperanza de que “entréis” en ella.

Todos estos “estantes” de los que os hablo y sus contenidos, intentaré aderezarlos cuando sea posible o adecuado con música, que envolviéndonos…, nos transporte al momento que pretendo, procurando un formato final de fácil lectura.

No va más.

¿Queréis pasar?. Por favor adelante. Bienvenidos.

Pepe Grano de Oro.

Pepe Grano de Oro-1    P.D.  (Por si de interés fuera…)

Nombre: José González-Grano de Oro Guirado

Sexo: ¡Es una obviedad!

Nací: En Cuevas del Almanzora, la “Ciudad de la Plata” del levante almeriense. España, claro.

Profesión: Músico. Componer y escribir una necesidad biológica. Para el grupo “Los Puntos”, mi creación, escribí todo además de para otros interpretes nacionales. Sigo en la brecha liderando a mis compañeros con los que recorro en gira el país cada año hasta que el cuerpo aguante.

Los Puntos (46)  Los Puntos

Gustos musicales: Rock en general y americano en particular; música clásica en general, en especial la eslava y la opera italiana.

Lectura: Historia,  grandes clásicos y los románticos ingleses.

Escribir: Mi afición más amable y escondida.

¿Indispensable?: La creatividad por modesta que sea.

¿Insoportable?: La soberbia y la ignorancia autoconsentida.

Cita: “El bosque sería muy triste, si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen”.  (R. Tagore).

Ciudad: Granada.

Deporte: La vela.

Mi estrella: “Merak”, en la constelación de la Osa Mayor.