DE RÍO A RÍO…, de Granada a Praga

 

Alhambra-1-recortada

Desde nacer, en adelante hasta el final…, se asemeja nuestra vida al curso de un río, que de exigua fuente brota, se hace, eclosiona…, y muere.

Las ciudades con río…, lloran y rien mejor. Irremediablemente cautivan. La simple contemplación de su corriente en constante paso ante nuestra mirada, embelesa en su discurrir…, te atrapa en su espectáculo y aislándote del medio, tu imaginación despierta llevándote a lo mejor de tu recuerdo o a tus frustraciones más hermosas.

El leve murmullo y la luz de las farolas rielando en el agua, no necesitan más añadidos para despertar lo más recóndito de tu sensibilidad.

Una tarde eterna paseando en Granada por la ribera del Darro a los pies del palacio de la roja montaña, terminamos inventándose la noche, en un restaurante del Albayzín colgado en el margen del río, al tiempo que una luna imposible arrebataba nuestros sentidos. Al frente…, La Alhambra fulguraba.

La pequeña vela sobre la mesa, destellaba sobre el cristal de unas copas excitadas que, sorbo a sorbo…, ayudaban a sublimar la pasmosa escena.

Conversábamos a la tenue luz, mientras una música de fondo emergía con tintes descriptivos que enseguida reconocí: “El Moldava”, de Bedrich Smetana.

De río a río…, del Darro hilo de plata llorando en Granada, al Moldava voluptuoso abrazando Praga…, de Granada a Praga…, la música del “checo”…, los colores del agua…

Del Darro al Genil, al Elba… el Moldava
de tu mano a mi mano, de tu cara a mi cara,
Que extraños encuentros ¡Que encrucijada…, Granada!

Apartada en la terraza, solitaria…, advertí en una mesa una mujer callada de gesto triste…, seguramente esperaba.

Levanta tu mirada…, haz solo tuyo el instante
Llama a tu  deseos más íntimos…, los que escondes disimulada
Hermosos como imposibles…, donde los guardas.

¿Oyes correr riachuelos nacientes…?
Son los manantiales del Darro y el Moldava
Imagina su corriente recorrer tu cuerpo…, de tus pies a tu cara.

Piensa en sus ojos, en su esquiva contemplación…
Déjate ir en imaginación, como cada día, cada mañana…
¡Estas en sus brazos imposibles…! es el regalo del agua.

Son los ríos de los sentidos, de los pensamientos inconfesables
Todo nace, eclosiona y muere a su paso
Perpetuarse sería ordinario…, hasta en sus brazos. 

El moldava-5-recortado * Musica: “El Moldava”, poema sinfónico sobre el curso del río del mismo nombre, del checo Bedrich Smetana.

 

8 comentarios en “DE RÍO A RÍO…, de Granada a Praga

  1. Tuve la suerte de vivir en el Albaicin, en mi época de músico, disfrutar de esos colores y esa magia. Meditar del porqué a los árabes les costó tanto abandonar esa zona. Y reconozco que me cuestiono si fué justo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s